El aceite que trata la psoriasis, los hongos, el herpes labial, el acné y mucho más

El aceite de árbol de té es una de las mejores curas naturales a las que puede recurrir una persona. También conocido como aceite de Melaleuca, el aceite de árbol de té se obtiene de las hojas de la Melaleuca alternifolia.

El secreto detrás de su poder curativo y sus cualidades se encuentra en el hecho de que este aceite consiste en más de 92 componentes distintos.

El aceite de árbol de té crece sobre todo en la costa noreste de Nueva Gales del Sur, Australia, y en el sureste de Queensland.

Cuando el investigador Arthur Penfold lo descubrió en la década de 1920, se sometió inmediatamente a análisis que encontraron que este aceite posee extraordinarios beneficios para la salud cuya popularidad pronto se incrementó. Hoy en día, hay un total de ocho especies distintas del árbol de té, todas ellas usadas en las industrias médica y cosmética.

Una de las mayores ventajas de usar el aceite de Melaleuca en la vida cotidiana es su capacidad de filtrar y purificar el organismo de las toxinas.

En su momento, los pueblos antiguos usaban las hojas para realizar inhalaciones que servían para hacer limpiezas. Además, las hojas se utilizaban como tratamiento para las heridas y podían ayudar con las quemaduras solares y la irritación debido a sus cualidades refrescantes.

El aceite de árbol de té cuida bien de la piel, dejándola refrescada, hidratada y joven. Si se toma oralmente, mejora la inmunidad y proporciona un estímulo adicional de energía.

Cualidades de la Melaleuca alternifolia

Éstas son todas las propiedades de la melaleuca que tienes que conocer:

  • Analgésica
  • Antibacteriana
  • Antifúngica
  • Antiinfecciosa
  • Antiinflamatoria
  • Antioxidante
  • Antiparasitaria
  • Antiséptica
  • Antiviral
  • Anticongestiva
  • Digestiva
  • Expectorante
  • Estimulante de la inmunidad
  • Insecticida
  • Neurotónica
  • Estimulante
  • Regeneradora de los tejidos

PARA SACAR EL MAYOR PROVECHO DE ESTE ACEITE, ASÍ ES COMO PUEDES USARLO PARA DISTINTAS FINALIDADES.

Para usarlo de forma tópica:

  • Puedes aplicarlo a las uñas del pie y de la mano después de ducharte para mantenerlas sanas.
  • Además, puedes usar un par de gotas y mezclarlas con tu tónico de limpieza facial habitual para mejorar la estructura de tu complexión.
  • Para tratar la piel irritada, puedes agregar un par de gotas del aceite mezclado con otro aceite base como el de jojoba, almendra o coco.
  • Puedes eliminar los gérmenes y las bacterias mezclando 30 gotas de aceite de árbol de té con 10 gotas de aceite de lavanda, aceite de clavo, y 225 gramos de gel de aloe vera.
  • Limpia tu casa y tu patio mezclando un par de gotas de este aceite con agua. Rocíalo por la casa y luego limpia con una toalla seca.
  • El aceite también puede mantener bajo control tu higiene dental. Sólo vierte unas pocas gotas de aceite de árbol de té en tu pasta de dientes y cepíllate bien.

Para usarlo de forma aromática:

  • Limpia el aire que respiras añadiendo un par de gotas a un difusor.
  • Frota unas pocas gotas en tus palmas y respira el aceite para permitir la expansión de las vías aéreas.

Para usarlo internamente:

  • Mezcla una gota de aceite de árbol de té con 115 gramos de agua.
  • Para fortalecer el sistema inmune, combina una gota de este aceite con agua, té caliente, una bebida cítrica o zumo de verduras. También puedes añadir aceite de coco u oliva a la mezcla.

Más usos del aceite de árbol de té:

  • Acné
  • Forúnculos
  • Dolor de oído
  • Herpes labial
  • Varicela
  • Halitosis
  • Infecciones bacterianas
  • Infecciones fúngicas
  • Congestión e infecciones del tracto respiratorio
  • Infecciones vaginales
  • Piojos
  • Picaduras y mordeduras de insectos

OTROS USOS

Aceite de árbol de te

1. Cura las cicatrices de los granitos que nos hemos toqueteado

Usa aceite del árbol del té, aceite del árbol del té. Entre sus propiedades está no sólo la de refrescar e hidratar la zona, sino la de calmar nuestra piel.

2. Irritación post-depilación

Unas gotitas de aceite del árbol del té en un algodón y listo. Al pasarlo por encima de las zonas irritadas, notarás como se calma tu piel, al instante.

3. Pelos enquistados

Es común que nos pase al depilarnos. La solucion:

  • Diluyes un poco de este aceite junto con un poco de agua
  • Lo pasas por los poros obstruidos,
  • La hinchazón bajará en un abrir y cerrar de ojos.

4. Problemas de pies

El aceite de árbol de té es genial para terminar con todo tipo de problemas en nuestros pies. Desde hongos hasta pie de atleta, pasando por las antiestéticas infecciones de las uñas.

  • Hervir agua
  • Añadirle una gotitas de aceite.
  • Lava tus pies con esta mezcla y aplicar generosamente por todas las zonas.

Tendrás una pedicura completa que ¡no envidiará a la de la peluquería!

5. Piel seca

Si tu problema es la piel seca, no te preocupes.

  • Cinco cucharadas de aceite de té
  • Una de aceite de almendras

Harán que tu piel luzca tan hidratada, luminosa y juvenil que parezca la piel de una niña.

6. Crecimiento del pelo

El aceite del árbol del té ayuda al crecimiento del pelo. Destapa los folículos pilosos. Penetra directamente en la raíz del cabello, nutriéndolo justo en la zona más importante. Aplicálo masajeando la zona con las yemas de los dedos para que la raíz lo absorba.

Puedes hacer tu propia mascarilla de aceite de árbol de té, pero no olvides añadirle aceite vegetal como base. También puedes dejarte de complicaciones y comprar un champú que de aceite de té. Cada vez son más fáciles de encontrar.

7. Olvídate de la caspa

Terminar con la sequedad de tu cuero cabelludo y olvidarte de la caspa. Es tan sencillo como echar unas gotitas de este aceite en tu champú habitual y ¡listo!

Recordatorio:

Guarda el aceite de árbol de té fuera del alcance de los niños y evita el contacto directo con los ojos y los oídos. Las mujeres embarazadas, las madres lactantes y las personas gravemente enfermas deberían consultar con un médico antes de usar este tratamiento.
Loading...

Comentarios

Comentarios